miércoles, 22 de julio de 2009


"Contamíname, pero no con el humo que asfixia el aire
ven, pero sí con tus ojos y con tus bailes
ven, pero no con la rabia y los malos sueños
ven, pero sí con los labios que anuncian besos."

Contáminame - (de mi novio) Pedro Guerra



Efectivamente, sólo la autoridad moral, permite escribir certezas tan contundentes como las que publico.

Yo, que me siento ultra erboliana, me felicito por seguir, creer y apostar un medio de comunicación que reivindica la dignidad (hoy tan mellada) de la comunicación social en este país. Su existencia es un regalo que nos hacen a todos los bolivianos, la comunicación puede hacer país, claro que puede. Ojalá sigamos aprendiendo algo de esta red, que en vez de separarnos nos une, media, nos comunica.


!!!!FELICIDADES ERBOL!!!!!




Nació en plena dictadura post revolución nacional de 1952, en un contexto caracterizado por el retorno de la oligarquía cavernaria que no había sido derrotada totalmente y que se vestía de uniforme para utilizar a las Fuerzas Armadas como instrumento político para acceder al poder.

Loyola, Radio Pío XII, Radio Bolivia, Radio San Rafael y Escuelas Radiofónicas Fides unieron sueños y materializaron Educación Radiofónica de Bolivia (Erbol) el 18 de julio de 1967 con un fin esencial: dotar de pensamiento a la radio y erigir a los nuevos actores políticos y a las fuerzas sociales que hoy protagonizan la historia del país a través de la alfabetización. Leer para pensar, pensar para leer y leer para ejercer su libertad de expresión y a través de ésta todos sus demás derechos; leer para decidir y decidir para protagonizar sus vidas por sí mismos. Esta fue la base filosófica de la política de comunicación que guió la decisión de sacerdotes como Gregorio Iriarte y José Gramount de Moragas, directores, en aquel entonces, de radio Pío XII y Escuelas Radiofónicas Fides, respectivamente.

Desde la lógica de las causas y consecuencias; Erbol no es efecto, es causante del proceso de cambio que experimenta Bolivia (y por esa razón tiene la suficiente moral como para cuidarlo y criticarlo) por los siguientes hechos puntuales en sus 42 años de vida:

• Alfabetizó en un escenario en el que era complicado despertar pensamiento porque mandaban las armas para aplastar las ideas.

• Se jugó por los sectores excluidos, olvidados (campesinos, indígenas, pueblos originarios, obreros, mineros), cuando la gran mayoría de políticos o activistas dirigían sus miradas marxistas a la fuerza proletaria solamente; Erbol lo hacía de forma global y confiaba en la fuerza de conciencia de los indígenas.


• Organizó redes a través del uso de tecnologías diversas con el fin de articular una realidad total del país y, de ese modo, desarrollar un país comunicado.


• Concibió la comunicación más allá de su dimensión técnica y negocio económico, lo entendió en su nivel humano y como factor de desarrollo, bienestar y buena gestión de gobierno.


• Formó líderes en los sectores que hoy protagonizan la historia del país, concejales, alcaldes, consejeros, viceministros, ministros, etc., para democratizar el acceso al poder y la administración de la cosa pública.


• Comprendió la política como factor de inclusión social, como democratización del poder y de servicio, como un medio para resolver problemas públicos y no como un fin en sí mismo para resolver problemas personales o grupales.


• Luchó contra las dictaduras, sufrió la destrucción de sus radios, la persecución de sus periodistas y propugnó la democracia.


• Acompañó la resistencia de las fuerzas sociales al modelo económico neoliberal y propuso una democracia destinada a humanizar la sociedad y el sistema de producción.


• Defendió la vida e informó en ese sentido durante la Masacre de Octubre, cuando practicó el periodismo de fuente abierta y miles de ciudadanos se convirtieron en periodistas.


• Hoy se ha constituido en los ojos y los oídos de la sociedad que vigila con sentido crítico el proceso que vive Bolivia.


La cristalización de esta filosofía es producto de las 151 radios e instituciones de Educación Radiofónica de Bolivia, diseminados en todo el territorio nacional desde la Amazonía hasta el Chaco, desde el Altiplano hasta el Pantanal, desde la Chiquitania hasta el Salar de Uyuni.

Las instituciones son lo que sus directores y trabajadores son, ninguna camina sola, no funcionan a control remoto. En ese sentido es justo reconocer el trabajo de personas que le han dado toda su inteligencia y talento a Erbol:

• Gregorio Iriarte, por haber soñado Erbol

• Roberto Durette, por haberse adelantado permanentemente a la historia y pelear hasta lograr la radio de La Paz y la Red

• Serafino Chieza, por haber confiado en el personal de la Secretaria Ejecutiva y avizorar a la Erbol del Siglo XXI


• Rafael García Mora, por haberse jugado por los principios de Erbol y los suyos, por supuesto, en los momentos que el país estaba a punto de ser gobernado de facto por racistas, apátridas y privilegiados sempiternos.


• Javier Velasco, por haber equilibrado las ideas en cada espacio de deliberación, pero sin perder el sabor progresista.


• Freddy Ordoñez, por su trabajo silencioso y por sus esfuerzos determinantes para marcar el crecimiento de las redes culturales de Erbol.


• René Zeballos, por haber sacado a Erbol del Estado de coma en que se encontraba a principios del Siglo XXI.


• Lucía Sauma, por haber unido a dos ciudades grandes (La Paz – El Alto) en un gran noticiero y acompañar el proceso que ahora vive Erbol.


• Cada uno de los 500 periodistas de la Red Erbol que cubren el país, por haber hecho de la ética una práctica diaria y no callar nunca lo que saben.


• Los compañeros y compañeras que trabajan (y ya no trabajan) en la Secretaria Ejecutiva de Erbol con sede en La Paz, por haber expuesto todo su talento e inteligencia durante horas y horas para que Erbol sea lo que es en este momento, la red multilingüe que une a Bolivia, la más influyente del país, pero fundamentalmente, la más humana.


Cada una de estas personas nunca usó Erbol en beneficio propio, jamás impuso ideas, sino convenció; nunca buscó el protagonismo personal, sino el crecimiento de la institución; jamás puso en riesgo su independencia, la preservó por encima de todas las cosas; nunca sufrió el mareo del poder o experimentó el síndrome Haile Selassie (emperador de Etiopia), trabajó apasionadamente por Erbol, al menos los últimos seis años, tiempo durante el cual estoy en Educación Radiofónica de Bolivia.

Erbol cumple 42 años, erbol aglutina a diversas organizaciones, desde radios de la iglesia católica, hasta radios de indígenas, cocaleros, comunitarias, es una síntesis de la diversidad de Bolivia, por eso es de todos, pues, las buenas instituciones dejan de tener propietarios para ser de toda la colectividad. Sólo cuando se produce este fenómeno se nota la calidad de una institución. Por estas y otras muchas razones hay que cuidar Erbol y velar por su permanente crecimiento. Felicidades erbolianos y erbolianas.

* Andrés Gómez Vela, Director Ejecutivo Nacional de Erbol
 
posted by La Vero Vero at 5:23 p. m. |


4 Comments:


At 23 de julio de 2009, 16:25, Anonymous Tomas

Etica erbol? cuando es exageradamente parcializada al gobierno huyy

 

At 23 de julio de 2009, 19:17, Blogger juan josé

Yo escucho Erbol todo el dia y leo su portal...me parece de lo mejor que hay.

Pero no entiendo como un medio de este tipo ultimamente se esta sumando al discurso de "seguridad ciudadana" de la derecha más abusiva que pueda existir, como sus programas proyectan la idea de un sistema penal como una herramienta que debe ser aun más violenta de lo que es.

Por lo demás un excelente medio.

 

At 24 de julio de 2009, 15:43, Anonymous Franco

Un medio que es un ejemplo para seguir, como bien señalas, Vero.

Nosotros, comunicadores, estaríamos, aún más perdidos sin su presencia. Felices 40 años para ellos!!!!

Saludos para ti, Vero.

 

At 6 de agosto de 2009, 2:34, Blogger NiNoSkA NoGaLeS

MEDIOS MEDIADORES, GRACIAS ERBOL!!!!! (hace un rato justo comentaba en la malapalabra... que necesitamos medios mediadores... puchas que a muchos les hace falta conocer a don JM BARBERO no?.... por suerte y todavía tenemos Erbol) y que vengan otros muchos 40 más!!!

saludos Vero =)