miércoles, 22 de julio de 2009


"Contamíname, pero no con el humo que asfixia el aire
ven, pero sí con tus ojos y con tus bailes
ven, pero no con la rabia y los malos sueños
ven, pero sí con los labios que anuncian besos."

Contáminame - (de mi novio) Pedro Guerra



Efectivamente, sólo la autoridad moral, permite escribir certezas tan contundentes como las que publico.

Yo, que me siento ultra erboliana, me felicito por seguir, creer y apostar un medio de comunicación que reivindica la dignidad (hoy tan mellada) de la comunicación social en este país. Su existencia es un regalo que nos hacen a todos los bolivianos, la comunicación puede hacer país, claro que puede. Ojalá sigamos aprendiendo algo de esta red, que en vez de separarnos nos une, media, nos comunica.


!!!!FELICIDADES ERBOL!!!!!




Nació en plena dictadura post revolución nacional de 1952, en un contexto caracterizado por el retorno de la oligarquía cavernaria que no había sido derrotada totalmente y que se vestía de uniforme para utilizar a las Fuerzas Armadas como instrumento político para acceder al poder.

Loyola, Radio Pío XII, Radio Bolivia, Radio San Rafael y Escuelas Radiofónicas Fides unieron sueños y materializaron Educación Radiofónica de Bolivia (Erbol) el 18 de julio de 1967 con un fin esencial: dotar de pensamiento a la radio y erigir a los nuevos actores políticos y a las fuerzas sociales que hoy protagonizan la historia del país a través de la alfabetización. Leer para pensar, pensar para leer y leer para ejercer su libertad de expresión y a través de ésta todos sus demás derechos; leer para decidir y decidir para protagonizar sus vidas por sí mismos. Esta fue la base filosófica de la política de comunicación que guió la decisión de sacerdotes como Gregorio Iriarte y José Gramount de Moragas, directores, en aquel entonces, de radio Pío XII y Escuelas Radiofónicas Fides, respectivamente.

Desde la lógica de las causas y consecuencias; Erbol no es efecto, es causante del proceso de cambio que experimenta Bolivia (y por esa razón tiene la suficiente moral como para cuidarlo y criticarlo) por los siguientes hechos puntuales en sus 42 años de vida:

• Alfabetizó en un escenario en el que era complicado despertar pensamiento porque mandaban las armas para aplastar las ideas.

• Se jugó por los sectores excluidos, olvidados (campesinos, indígenas, pueblos originarios, obreros, mineros), cuando la gran mayoría de políticos o activistas dirigían sus miradas marxistas a la fuerza proletaria solamente; Erbol lo hacía de forma global y confiaba en la fuerza de conciencia de los indígenas.


• Organizó redes a través del uso de tecnologías diversas con el fin de articular una realidad total del país y, de ese modo, desarrollar un país comunicado.


• Concibió la comunicación más allá de su dimensión técnica y negocio económico, lo entendió en su nivel humano y como factor de desarrollo, bienestar y buena gestión de gobierno.


• Formó líderes en los sectores que hoy protagonizan la historia del país, concejales, alcaldes, consejeros, viceministros, ministros, etc., para democratizar el acceso al poder y la administración de la cosa pública.


• Comprendió la política como factor de inclusión social, como democratización del poder y de servicio, como un medio para resolver problemas públicos y no como un fin en sí mismo para resolver problemas personales o grupales.


• Luchó contra las dictaduras, sufrió la destrucción de sus radios, la persecución de sus periodistas y propugnó la democracia.


• Acompañó la resistencia de las fuerzas sociales al modelo económico neoliberal y propuso una democracia destinada a humanizar la sociedad y el sistema de producción.


• Defendió la vida e informó en ese sentido durante la Masacre de Octubre, cuando practicó el periodismo de fuente abierta y miles de ciudadanos se convirtieron en periodistas.


• Hoy se ha constituido en los ojos y los oídos de la sociedad que vigila con sentido crítico el proceso que vive Bolivia.


La cristalización de esta filosofía es producto de las 151 radios e instituciones de Educación Radiofónica de Bolivia, diseminados en todo el territorio nacional desde la Amazonía hasta el Chaco, desde el Altiplano hasta el Pantanal, desde la Chiquitania hasta el Salar de Uyuni.

Las instituciones son lo que sus directores y trabajadores son, ninguna camina sola, no funcionan a control remoto. En ese sentido es justo reconocer el trabajo de personas que le han dado toda su inteligencia y talento a Erbol:

• Gregorio Iriarte, por haber soñado Erbol

• Roberto Durette, por haberse adelantado permanentemente a la historia y pelear hasta lograr la radio de La Paz y la Red

• Serafino Chieza, por haber confiado en el personal de la Secretaria Ejecutiva y avizorar a la Erbol del Siglo XXI


• Rafael García Mora, por haberse jugado por los principios de Erbol y los suyos, por supuesto, en los momentos que el país estaba a punto de ser gobernado de facto por racistas, apátridas y privilegiados sempiternos.


• Javier Velasco, por haber equilibrado las ideas en cada espacio de deliberación, pero sin perder el sabor progresista.


• Freddy Ordoñez, por su trabajo silencioso y por sus esfuerzos determinantes para marcar el crecimiento de las redes culturales de Erbol.


• René Zeballos, por haber sacado a Erbol del Estado de coma en que se encontraba a principios del Siglo XXI.


• Lucía Sauma, por haber unido a dos ciudades grandes (La Paz – El Alto) en un gran noticiero y acompañar el proceso que ahora vive Erbol.


• Cada uno de los 500 periodistas de la Red Erbol que cubren el país, por haber hecho de la ética una práctica diaria y no callar nunca lo que saben.


• Los compañeros y compañeras que trabajan (y ya no trabajan) en la Secretaria Ejecutiva de Erbol con sede en La Paz, por haber expuesto todo su talento e inteligencia durante horas y horas para que Erbol sea lo que es en este momento, la red multilingüe que une a Bolivia, la más influyente del país, pero fundamentalmente, la más humana.


Cada una de estas personas nunca usó Erbol en beneficio propio, jamás impuso ideas, sino convenció; nunca buscó el protagonismo personal, sino el crecimiento de la institución; jamás puso en riesgo su independencia, la preservó por encima de todas las cosas; nunca sufrió el mareo del poder o experimentó el síndrome Haile Selassie (emperador de Etiopia), trabajó apasionadamente por Erbol, al menos los últimos seis años, tiempo durante el cual estoy en Educación Radiofónica de Bolivia.

Erbol cumple 42 años, erbol aglutina a diversas organizaciones, desde radios de la iglesia católica, hasta radios de indígenas, cocaleros, comunitarias, es una síntesis de la diversidad de Bolivia, por eso es de todos, pues, las buenas instituciones dejan de tener propietarios para ser de toda la colectividad. Sólo cuando se produce este fenómeno se nota la calidad de una institución. Por estas y otras muchas razones hay que cuidar Erbol y velar por su permanente crecimiento. Felicidades erbolianos y erbolianas.

* Andrés Gómez Vela, Director Ejecutivo Nacional de Erbol
 
posted by La Vero Vero at 5:23 p. m. | 4 comments
viernes, 17 de julio de 2009


Y se acabó nomás. Aunque no pretendía alinearme a la tan en boga coordinación editorial mediática (bloguera en este caso) terminé cayendo nomás. Es un poco inevitable no sentirse doblemente paceña estos días (que, dado mi origen quirquincho es decir harto).

Es definitivo. No me gustan las banderas, me disgustan los himnos y toda la parafernalia que tenga que ver con razones cívicas y nacionalistas me parece un desperdicio de energía. Hay que ser incauto para caer en ello (de mis amigos que besan banderas no voy a ni hablar). Pero si bien ello es cierto, también es harto cierto que 200 años no se cumplen todo el tiempo (claro, sólo cada 200 años).

Y en estos días, por ejemplo, me han disgustado más que los melodramáticos himnos, aquellos manifiestos innecesarios, aquellas letras que nacen siendo un despropósito; porque si bien es cierto que una no comulga con los simbolismos nacionalistas (peor regionalistas o municipalistas) también es cierto que no se puede atribuir que estos 200 años y todo lo que han convellado, en términos de movilización colectiva, hayan devenido historia en/por/con clave proselitista. Es decir, es parcialmente cierto; pero es secundario.

Simplemente porque aunque no haya faltado el malaleche que haya dicho que este bicentenario se convirtió en “la comparsa de Chávez”; lo cierto que es que aunque el omnibulado incuato que sentenció aquello no lo haya notado (o no haya querido hacerlo) este bicentenario fue de la gente. Y no hay nada más lindo que ello. Anécdotas incluídas, de las que voy a señalar algunas, para que quede constancia (hasta los próximos 200 años, digo):

- A pesar de la polémica y las promesas de tratarlos a su retorno llegaron nomás los caballitos. Muchos, muchísimos. Habían jinetes de todo el país y la gente que siempre me conmueve con sus iniciativas, en Miraflores, salió a darles agua y pasto a los caballitos.

- Leí a través de twitter que importantes personajes paceños participaron del desfile, como el conejo Ricky.

- Es difícil que me sorprenda con cosas habitualmente “sorprendentes”; pero debo decir que los fuegos artificiales a las 00:00 de hoy estuvieron bastante impactantes. Sin pretenderlo los ví junto a otro orureño y a una sucrense; al final todos estábamos ahí más paceños que nunca. La gente estaba rebosante, no paró de gritar y aplaudir con los fuegos.

- El homenaje que más ingredientes cívicos, protomartirianos, tuitivos y demáses prometía tener: el homenaje en la casa de Murillo, fue muy, muy entrañable. Hace tiempo que no veía un acto tan aburrido, tan bien hecho, hasta disfrute verlo.

- Mi novio Rafael, más conocido como el Presidente de Ecuador, Correa, hizo gala de su simpatía e inconmesurable energía durante el almuerzo del 16.

- Mismo almuerzo en el que David Handel peleaba ansiedades con el mismísimo Presidente Chávez.

- Presidente, que terminó mostrándonos sus dotes para el canto cuando la Sinfónica ejecutó “Alma llanera”. Es decir, algún momento durante el día iba a pasar. Entre la sorpresa y la risa sólo atiné a mandar un “Oh…Dios santo…” a alguien que se encontraba en el almuerzo.

- La canciller Rodas es una maestra. No sólo resultó ser hermosa, sino todo una guerrera, se le puso al frente con unas escuálidas pero firmes respuestas (seguidas de una enorme sonrisa) a todos aquellos que en la conferencia quisieron darle una vuelta a lo del golpe.

- Jessica Jordan se está ganando a pulso el corazón de los paceños, siempre con un mensaje de unidad nacional. Linda ella, aunque lejos de Sissy se vería –obvio- mejor.

- No paran las celebridades. En este momento el famoso cóndor de la Nueva Constitución Política del Estado baila al ritmo de Wara.

- Las cebras estuvieron a lo largo de todo el festejo, las que estuvieron en los almuerzos y cena de honor se portaron siempre muy amables, muy a su estilo. (Las cebras que están ahora en el stadium están haciendo coreografías muy bien coordinadas)

- A pesar de que PAT tituló, al mediodía “Evo almuerza con sus invitados en hotel de cinco estrellas” (o sea, ¿dónde quería que almorzará?) pues al parecer los invitados no lo vieron con tanta parafernalia como los medios pues ni bien la sinfónica terminó de tocar una morenada…alcaldes, presidentes, dirigentes y demases personalidades empezaron a pedir otra…otra…otra…y el resto ya se volvió una chacota.

Pensaba escribir hace días sobre algunas cosas quizás más históricas o más políticas sobre lo que se planeaba vivir en el Bicentenario de La Paz, pero me alegro de no haberlo hecho, después de todo este pequeño inventario de dos días, no es más que el testimonio de lo compleja, contradictoria, hermosa, solidaria, irreverente, informal pero sobretodo llena de Bolivia y Latinoamérica que es esta tierra.

Y si bien a veces tengo nostalgia del suelo que me vió nacer; 27 años después de tantas idas y venidas, sé, con claridad, que mi casa está siempre en La Paz, en Sopocachi.


¡Gracias por adoptarme manga de rebeldes!


Pd. En la foto. Hablando de fuegos que no se apagan, mi delirio sopocachense.
 
posted by La Vero Vero at 12:17 a. m. | 8 comments
jueves, 9 de julio de 2009


Toda la gente que sabe escribir seguro ya está escribiendo (si es que no lo hizo ya) sobre la llegada de Arce Gómez al país esta mañana. A mi me despertó una hermosa llamada a las 06:30 con la buena noticia, no pude evitar mandar mensajitos despertando a más gente entrañable. Trato de imaginar que piensa Marcelo, donde quiera que esté, supongo que sonríe bajito. Alguna noche que quice dialogar con él le escribí este texto, ahora el Chuqui dice que lo ha hecho canción; me lo dijo hace dos días, todo es una sinérgica coincidencia, el lunes mi amiga me decía que algo pasaría hoy, todo está escrito. Sobretodo la memoria que, afortunadamente -lo vimos hoy- no nos toca ni nos roza la vida.





A Marcelo

La mañana amanece urgida
de respirar
de sentir
de empuñar la justicia

Y el viento sopla recuerdos
que cruzan de costado
que sacuden los días
que –a la vez- cantan melodías

Los desvelos reclaman
por la memoria
por la vejez de la historia

Que los puños no se bajen
que resistan

Que los mausoleos no se callen
que siempre digan

Que el olvido no nos toque
ni nos roce la vida.



 
posted by La Vero Vero at 8:47 p. m. | 16 comments
lunes, 6 de julio de 2009


La indignación nunca debe ser tan profunda/
que no pueda hacer explosión.

(Stanislaw Lec)

Yo que sé. A veces caemos presa de la razón indolente y priorizamos cosas que no deberíamos o a veces le damos demasiado sonido a aquello que es, apenas, un susurro. No lo sé, de verdad.

Sé, a la vez que pertenezco a un lugar muy bonito. Un lugar donde todos nos damos la mano cuando lo necesitamos. Un lugar, en el que de alguna manera u otra hemos podido construir la patria grande que tanto soñamos. Un lugar en el que, realmente, no existen las fronteras y podemos involucrarnos hasta el punto de sangrar la vida de ese otro, nuestro, que tenemos al frente.

Hablé con una persona de ese lugar el viernes por la tarde-noche. Me dijo que las cosas, por allá, Tegucigalpa, estaban relativamente tranquilas; Ennio venía llegando de una marcha, se tuvo que retirar porque fue con su mamá, una señora de alma sindicalista que insistió en ir a pedir el regreso de Mel Zelaya a la marcha. Ese mismo día le pedí por favor que se cuidará, que cuidará sobretodo a su mamá; después de todo los jóvenes se supone que ante cualquier adversidad pueden correr y en estas circunstancias, bajo un golpe de Estado civil-militar nunca se sabe cuando puede empezar la violencia. Estaban confiados del día domingo, seguros de que todo iba a pasar ese día y que el lunes volvería la normalidad a Honduras; pues la semana, con cortes de luz y todo no había podido ser, siquiera, normal la calle/las calles eran un teatro a varias voces.





Confieso que el domingo, aunque es un día familiar, no quería ir a almorzar a la casa de mi papi. Estaba entre ansiosa y preocupada por las noticias de la llegada de Zelaya, trataba de imaginar en que pensaba en ese momento el pueblo hondureño, mandaba todos mis pensamientos para que Tegucigalpa resista. Al final fui a comer, a olvidarme un poco, pero volví corriendo tras que me avisaron en un mensaje en el celular que el avión de Mel había partido y cuando pregunté a otra de esas personas hermosas que habita en el lugar al que pertenezco ¿cómo estaban las cosas? Me metió a un chat de puros hermanos venezolanos en el que estábamos, todos, esperando noticias de Honduras, al rato llegaron algunos mexicanos.

Radio Globo Honduras nos había acompañado durante toda la semana, después de que Rebelión señalara que esa radio había sido la primera en romper el cerco mediático tras el golpe, sabíamos que los locutores y la gente que ahí trabajaba, eran clara y directamente “compañeros”. Eduardo, mi amigo venezolano, valora su toque futbolístico, ellos parece que narraran un partido de fútbol. Es recurrente, en todos los horarios y programaciones, que ellos apelen a los derechos comunicacionales, a la responsabilidad de los medios, al papel de los medios en la lucha democrática. Ellos nos informan todo lo que pasa. A esas horas y desde temprano Telesur online está saturado, no se puede entrar.

Casi a las 16, tras mi llegada, me avisan que los manifestantes han estado negociando los retenes del aeropuerto, que han conseguido avanzar en varios. El rato que empiezo a hablar con los compas venezolanos, los hondureños ya han negociado el último retén, todo el aeropuerto es de los hondureños, sólo quedan las rejas entre ellos y la autopista, se ven francotiradores que han estado desde la mañana ahí. La policía, ante la negociación del último retén, termina de retirarse, quedan sólo militares y se ve que son pocos ante la marea humana que rodea Toncontín.

Una hora y media después, tensión de por medio, continuamos siguiendo la protesta en Tegucigalpa, impacientes, no se sabe nada del avión; pero hasta entonces nos informamos por Radio Globo, por Telesur Internacional (los venezolanos que la ven allá) y por VTV Venezuela; sin embargo al poco rato la señal de Telesur y VTV quedaría ocupada por cadena nacional de Chávez, alguna celebración militar y debe ser transmitida, quedamos sólo con Radio Globo que está en plena manifestación. Y de la nada, cuando habían dejado entrar a los manifestantes mediante negociación, y no había un solo hecho de violencia de parte de los manifestantes; empieza la balacera, la oímos en vivo, al rato se sabe que hay un muerto, que son dos, la gente desesperada habla con la radio, se siguen escuchando disparos y la gente se tira al suelo. Nos agarra la impotencia entre los que seguíamos a Honduras, carajeamos de lo lindo. Hay que ser bien hijo de puta y malparido para emboscar y disparar con francotiradores (hubieron balas en la cabeza) contra el pueblo que dices defender.




En plena conmoción, Chávez (hijo de la chingada) no suelta cadena nacional, no tenemos imágenes; sólo el audio. Y cuando sólo teníamos aquello, extrañamente Radio Globo agarra “cadena nacional obligada” y con una música de terror empieza a transmitir la conferencia de Goriletti que pasó tres horas antes a la emboscada (¿?). Entre los que ¡estamos ahí pedimos otras direcciones para seguir escuchando, tratamos de entrar en todas las radios que estaban transmitiendo desde Toncontín, todas en “cadena nacional obligada”. Chávez desfilando. Cerco mediático absoluto; pensamos que les pasó algo a los de VTV y Telesur que estaban allá. Eduardo se comunica con ellos, están bien, después de mucho rato cortan transmisión de la cadena de Chávez y recién volvemos a Toncontín, alrededor de media hora desinformados. Sabemos que a los hondureños les va peor, Telesur no sale hace días, y el resto de los medios en “cadena nacional obligada”. Es desesperante no saber que pasa.

Telesur agarra señal, y muestra las imágenes de momentos previos, la emboscada. Radio Globo tardará una hora más en volver. El cerco mediático es increíble, los periódicos no actualizan sus páginas, la gente que nos informó por Chat no está conectada. Baja un poco la tensión y Zelaya al final no aterriza, le pusieron dos camioncitos en plena pista, los pilotos dicen que no pueden aterrizar en esas condiciones, se van para Managua. Pero a nosotros nos importa la gente y la única radio que estaba ahí, con la gente, era la Globo. En cuanto vuelve y se sabe que Zelaya se retira (18:05) “cadena nacional” anunciando que esa noche habrá toque de queda…(lo hubo toda la semana, desde las 22:00 pm)…desde las 18:30 pm!!! Eso quería decir que después de esa hora quien no estuviera en su casa estaba sujeto a detención. En la mañana habían entrevistado a mucha gente que llego del interior, campesinos, trabajadores, que seguramente habían llegado directamente a la marcha y no tenían donde dormir. La mayoría, seguramente, tardaría buenos minutos en llegar a sus casas, esta vez tenían 25 escuálidos minutos para retornar. Al momento que termina todo, quedan en emergencia en Radio Globo, transmitiendo desde y para la gente; Telesur y VTV siguen retransmitiendo las imágenes de antes. Ahora, que no había violencia, las pocas luces mediáticas estarían apagadas para la gente que estuvo protestando y la persecución que empezaría a las 18:30. No volvimos a saber más.

Me despedí de inmediato, estaba tan desmotivada, tan adolorida y la poca información seguía siendo tan confusa, me fui a dormir, al carajo todo. Volví a despertar como a las 4 de la mañana y en TVB recién pasaban (o volvían a pasar, no lo sé) las imágenes desde Telesur de lo que pasó en Toncontín. Algunos, en alma, estuvimos/quisimos estar ahí, con ustedes.



Pd tecnológico. En esta mi casa, mi lugar, el soporte tecnológico a través del cual nos comunicamos es harto obsoleto. Usamos el correo electrónico. La reflexión viene al hecho de que no importa cuan novedoso, efectivo o cuantas posibilidades nos brinde una u otra herramienta; si al final lo que está detrás de ello es la gente. Y cuando la gente es solidaria, el soporte realmente es secundario.

Pd2. Mi casa, mi tropa, por supuesto.

Pd3. Dejo algunas imágenes en la narración de las “armas” que usaron los manifestantes.

Les dejo otra crónica esta vez, sí, de alguien que, efectivamente, estuvo ahí.
____________________________________________________

Casi siempre sé que escribir. Soy escritora, a eso me dedico, a juntar las palabras para que puedan entenderse, leerse, compartirse. Hoy sin embargo, las palabras se encuentran en algún lugar lejano entre mi cerebro y mi pecho. No quiero ni hablar. Estoy triste.

Hoy que pensábamos que el Presidente aterrizaba en Tegucigalpa, militarizaron el aeropuerto y el ejército abrió fuego contra más de 500,000 civiles indefensos y desarmados, entre ellos hombres, mujeres y jóvenes. De nada valió que nosotros y nosotras fuéramos desarmados, de nada valió decir que era una resistencia pacífica, de nada valieron las protestas, los gritos y los llantos ante esta horda de asesinos y salvajes. Entre los muertos que hasta ahora son tres, se encuentra un joven de 14 años y no puedo evitar pensar en parte de mi familia que tiene esa misma edad. Pienso en el dolor de su madre cuando reciba la noticia, pienso en la existencia arrebatada de un golpe, cuando se estaba manifestando por la libertad y la vida.

Pienso también en la alegría de las compañeras bailando y gritando cuando el avión donde venía el Presidente sobrevoló la manifestación donde estábamos y el ritmo de los tambores que celebraban su regreso, la gente bailando y luego la desmovilización urgente porque el gobierno de facto ordenó a última hora el toque de queda a las seis y media de la tarde, cuando todavía a las seis estábamos protestando. Que quede claro, protestamos, estamos en resistencia por el regreso de la democracia de la libertad, aunque muchos fascistas no quieran entenderlo.

Me duele el lado izquierdo del cuerpo, lugar donde si creemos a la medicina china y a la homeopática, guardamos los sentimientos y también me duele la izquierda política, porque un grupo que se hace llamar “la izquierda inteligente” se ha unido a la clase de poder en la represión, justificando las acciones violentas de la derecha con argumentos sacados de quien sabe dónde, solo esperemos que como dijo Cristina Kichner, los brazos de la represión no lleguen a tocar las puertas de sus casas el día de mañana.

El movimiento popular se ha reconfigurado y vemos otras caras y otros actores políticos en el escenario. Sabemos que siempre han estado allí pero ahora han resurgido y están en las calles, el movimiento indígena y afro-descendiente, el movimiento feminista, el movimiento de patronatos y barrios, el movimiento estudiantil, los maestros y maestras, lideresas de barrios, artistas, escritoras y escritores, teatreros, pintoras, personas que salen a las calles sin afiliación ninguna y sobre todo muchos jóvenes de ambos sexos, marchando, luchando por lo que creen.

Hoy visité de nuevo mi lado triste y en estos momentos eso también me da fuerzas, así como la alegría, como el dolor. Somos muchas, somos muchos y todos somos Honduras. Llegaremos hasta el final. Porque estamos en resistencia y eso es estar amando en la vida, luchando por la libertad.



*Escritora y feminista hondureña.
 
posted by La Vero Vero at 6:07 p. m. | 0 comments
miércoles, 1 de julio de 2009


Alan McDonald es un caricaturista hondureño que publica constantemente sus provocadores trazos en la página de Rebelión, varias veces he utilizado sus caricaturas en esta Kamchatka. Tiene una hija, se llama Abril, como mi esperanza, ella tiene 17 meses. Él publicaba caricaturas como esta, días antes del golpe:





Ayer, a través del mismo McDonald, el mundo se enteró de que él y Abril fueron detenidos el día del golpe de Estado a las 3:00 am, luego de que un grupo de soldados de las Fuerzas Armadas de Honduras, habian llegado a su casa en la comunidad de Santa Lucia, a unos 8 kilómetros de la ciudad capital Tegucigalpa, y la habian saqueado.

Posteriormente hicieron una hoguera con todas sus caricaturas y su material de dibujo.

Lo soltaron ayer. Él y Abril ya están en su casa, a salvo. Algunos caricaturistas, solidarios, del mundo, han estado lanzando trazos-dinamita en salvaguarda de la esperanza, en repudio del poder, en homenaje a la resistencia.






 
posted by La Vero Vero at 11:32 a. m. | 17 comments