viernes, 22 de agosto de 2008


Esto es lo que leemos los bolivianos al despertar y salimos a vivir



...consternados y rabiosos...













La pregunta es:
¿en qué parte de la "batalla decisiva"


vendrán a contar sus muertos y a reclamar libertad de prensa?










 
posted by La Vero Vero at 11:55 a. m. | 5 comments
miércoles, 20 de agosto de 2008




"Modestamente,

la televisión no es culpable de nada.

Es un espejo en el que nos miramos todos,

y al mirarnos nos reflejamos"





(J. de Armiñán)





El día de ayer, en un conflictivo escenario social politizado, los periodistas y camarógrafos de muchos medios de comunicación (amarrillos, rojos, verdes y azules) han sido violentados en su labor. La ANP está, con razón, preocupada ya que estos hechos se están convirtiendo en la norma en vez de ser la excepción. Hace poco Raúl Peñaranda, en una entrevista, dió cuenta de la “polarización de los medios”, las alertas analógicamente, advierte –y concuerdo- son homologables a nuestra realidad. Un extracto de algo que escribí sobre el tema “causales de una crisis de representación mediática”, el año pasado:

“Podemos sugerir que la libertad de expresión ha mutado en tanto su promesa de libertad se constituye, ahora, como realidad de ocultamiento y censura. Hoy, la libertad de expresión ha mutado hacia la libertad de empresa y más que abrirse a la pluralidad de voces que conforman y demandan una democracia, se está cerrando, cumpliendo más la función de un dispositivo de regulación de conflicto, un administrador de entradas y salidas que permite el ingreso al espacio público mediatizado solamente a aquellos que comporten el orden o que hagan preguntas, para las cuales el régimen político tenga ya respuestas de forma anticipada.

Más allá de conocer que la política esté mediatizada (en tanto el sistema comunicacional se plantea, actualmente, como eje gravitacional de la misma) es importante también dar cuenta de que los medios se han politizado. Lo cual produce una primera inflexión en el campo de la comunicación política y una segunda inflexión en el campo de la libertad de expresión. Es importante distinguir que, cuando hablamos de politización, nos estamos refiriendo a la toma de posición política en el centro del debate sobre algún determinado tema, este puede ser hacia algún grupo de poder (político o económico) que busque tener incidencia (o que ya la tenga) en el ámbito de la política.

En términos normativos el planteamiento se hace mucho más claro, si la crisis de representación política es un problema que afrontan las democracias (que no el único) y que se entiende/estudia en el campo de la comunicación política, la crisis de representación mediática no está exenta de ser discutida en este campo.

Entonces, ¿qué entendemos por crisis de representación mediática? Retornemos a la concepción que presentamos en un principio, de que toda comunicación es política y viceversa, esto no debería extrañarnos. Y, así es, el asunto está en que todo medio apunta a un fin político, no está exento de generar una opinión (a veces más, a veces menos evidente), el problema, entonces, se denota en tanto la libertad de expresión era esta promesa de pluralidad de voces múltiples, sin embargo, la sociedad de consumo, en la cuál los medios han jugado un papel importante y se desenvuelven más en este espacio económico que en el político-democrático, ha secuestrado a la libertad de expresión, encaminándola a sus beneficios y generando las dos principales aporías de dicha libertad: la primera, que si bien se la configura como un dispositivo democratizador, en su nombre se (de) generan, precisamente, espacios no democráticos; y la segunda, la libertad que pretende defender se limita al acceso a la publicidad (lo que se hace público) mediática, es decir al sistema de medios.”







Quino, obvio









Por si este post no está con excesiva "mediatitis" aún, debo, DEBO, reproducir un artículo de un buen amigo, ya que con el proceso ratificatorio quedé a medias, me quitó las palabras de la boca, al menos sobre estos actores. A ver si luego saldamos la deuda...


Medios, miedos y votos

Por: Claudio Rossell Arce

Aunque al momento de escribirse este texto todavía no se conocen los resultados del Referéndum del pasado domingo al 100 por ciento, es un hecho que la votación ha producido muchos vencedores, comenzando por el Presidente y el Vicepresidente de la República, que ostentan una legitimidad histórica no sólo para el país sino para el continente, según lo prueban los sorprendidos, entusiasmados y hasta azorados comentarios que pueden leerse en la prensa extranjera; asimismo, algunos prefectos opositores también tienen mucho que celebrar, aunque esto signifique que en la euforia olviden darse cuenta de que no es lo mismo una votación departamental que una nacional.

Queda pendiente, aunque a algunos medios de comunicación les provoque tanto escozor que preferirán no hacerlo, una cuidadosa lectura de la geografía electoral, pues las posibles interpretaciones al resultado de la votación no se agotan en los porcentajes nacional y departamental, sino que más bien habilitan una cuidadosa interpretación a partir de observar cómo votó la ciudadanía en las provincias, pues más allá del conocido argumento de que la población rural apoya decididamente al actual gobierno (¿por qué será?), estos resultados también marcan la pauta de la gobernabilidad en las prefecturas, que algunos sueñan ver convertidas en feudos (en el sentido estricto de la palabra) cuyos castillos son custodiados por fieras uniones juveniles…

Mientras tanto, es posible hacer algunas reflexiones sobre lo que se pudo ver, leer y escuchar el día del referéndum a propósito de la votación y sus resultados.

Primero, ha quedado claro que los efectos de la propaganda tienen límites. Incluso en los escenarios más oprobiosos, como aquella ciudad en la que el disenso y la opinión crítica son castigados con el repudio público, el desempleo y la abierta amenaza terrorista, hay porcentajes importantes de gente que o no abandona sus ideas a pesar del martillo (físico o simbólico) que les amenaza o, sin decirlo en púbico, expresa su rechazo a la mentira orquestada en cuanto puede hacer efectivo su voto. Por cierto, la reflexión es válida para ambos bandos en pugna.

Esto nos lleva a una segunda reflexión: es demasiado temeraria la hipótesis de que “la gente se cansa” de ir a votar, y el índice de participación ciudadana el 10 de agosto es la prueba contundente de que la “madurez democrática” de la gente es más que un eslogan. Cabe, en todo caso, la posibilidad de suponer que quienes sí se cansan son aquellos que le tienen pavor al nuevo rostro de la democracia, que hace ya años dejó de ser “representativa” para convertirse de a poco en “participativa”. Finalmente, no debe olvidarse que el voto es una forma más de la libertad de expresión, y es difícil imaginar a una sola persona renunciando voluntariamente, por cansancio, a este derecho.

Dicho esto, resulta inevitable referirse a los canales por los cuales se difunde tanto la propaganda como la falacia del cansancio con el voto: los medios de comunicación. Si bien desde una lectura cínica es posible considerar aceptable, cuando no correcto, el que los medios (o sus operadores, más bien) tomen partido, los excesos que cometen los sitúan más cerca del ridículo que del servicio social. Por grande que sea la tentación, evitaremos citar ejemplos de lo afirmado, baste con recordar los apocalípticos titulares de más de un periódico el día del referéndum. Asimismo, las lecturas que se hicieron al calor de la sorpresa o el azoro al conocerse los resultados del “conteo rápido” muestran una perversa predilección por la confrontación (o la desintegración nacional, en algunos bien conocidos casos) antes que por la búsqueda de posibilidades de acuerdo o, cuando menos, acercamiento.

Puestas así las cosas, se puede decir que hay esfuerzos que, vistos en perspectiva, resultan excesivos en relación con sus resultados.



 
posted by La Vero Vero at 7:12 a. m. | 6 comments
lunes, 11 de agosto de 2008


“Los sujetos jamás preexisten a los conflictos.

Es el conflicto el que produce sujetos (subjetividades)”

Jaques Rancière





Estoy segura de que por todo lado hemos sido bombardeados por “análisis” sobre los resultados del referéndum revocatorio (que de revolcada, salud, a la manfredumbre nomás) así que estas letras que siguen no son, ni por si acaso, algo que pretenda parecérsele. Este es, pues, un ch´enko total (Papirri dixit)…como nosotros…

Lógicas

Siempre depende del anteojo con que se mire. Pero si pretendemos ser un poquito “equilibrados” o “amplios”, desde nuestros anteojos, claro, podemos decir que:

Hacia fuera:

Evo Morales fortalece su liderazgo nacional. El presidente sigue siendo sinónimo de Bolivia, ante todo el mundo y aquello es indiscutible. Me alegra que, en esta ocasión, haya habido más periodistas extranjeros y por más tiempo; los medios reaccionarios han ido a hacer acopio de material bélico (el terrorismo mediático, ya saben) para con el presidente legítimo de Bolivia y los medios que aún pueden llamarse así, felizmente, ya dan panoramas más amplios de la situación real en Bolivia, ya se habla de prefectos y regiones, la gente va entendiendo mejor la situación y tomando posición. Pero, más allá de aquello, el mundo se organiza por países y decir Bolivia, hoy, es casi decir Evo Morales.

aunque, hacia dentro…

no hay más vuelta que darle, Bolivia se piensa desde lo nacional o desde las regiones y aquello es grave. Ya que ni lo nacional piensa en regiones y tampoco viceversa. Ahí hay una nueva lógica, la departamental, que aún no logra engranarse del todo en la concepción de país y es necesaria leerla en su justa medida. Los prefectos de la media luna han sido ampliamente ratificados, pero eso no significa ni que Evo pierda ni, mucho menos, ellos lo hagan. Gana lo nacional y gana la autonomía.

¿y ahora?

Como dice un amigo, “seguimos igual” aunque parece que se confundió el mensaje en el camino (a algunos más que a otros) e inmediatamente a discursear “igual…!seguimos!”

A lo mejor hay que verlo desde los objetivos pre-consulta. Las prefecturas apuntaban a “salvarse” algunas de ellas y las más empoderadas a revocar (aunque a algunos se les hizo lengua la traba y confundieron revocar con derrocar) al presidente: no lo lograron, es más, el presidente tiene un incremento nacional de cerca al 10 por ciento de su elección, porcentaje que ningún presidente tuvo en la historia. El gobierno, en cambio, buscaba revocar a, al menos 2 prefectos de la media luna y no lo pudo hacer, es más, todos incrementaron sus legitimidades en sus territorios.

Se va imponiendo esta lógica de pensar el país como la suma de regiones (hay diferencia entre regionalismo y autonomía) en vez de pensarlo como la suma de personas. Personalmente, me parece triste, pero aquello no quiere decir que no esté ocurriendo ¿no?

pero, más adentro…

hay un dato que pocos han tomado en cuenta, dato que en los “análisis” de antaño era un dato relevante, hoy, casi no se lo toca. Hagamos el ejercicio. Si Evo fue “revocado” en 4 regiones ¿Costas fue “revocado” en provincias? Si a Evo lo “salva” el centralismo recalcitrante de La Paz ¿a los prefectos los salva el centralismo recalcitrante de sus ciudades capitales?

Los datos están ahí. A pesar de las casi certezas entregadas por las empresas de encuesta en boca de urna, hay, hoy, una pugna de puntos en Chuquisaca y Pando no por el prefecto, sino por el Presidente y eso se debe, simplemente, a que esos dos departamentos, según el Censo 2001, son los dos únicos departamentos cuya población rural supera a la urbana. No hay más fórmulas hay una división campo/ciudad, como siempre, la diferencia es que esta vez el campo le pertenece, mientras tanto, al MAS.

Y aquello es preocupante. He ahí la primera latencia-histórica, en las cosas que pasan y no nos dicen que pasan, pero están pasando. Y ayer nos hicieron frente. Por eso preocupa que el día de ayer hayan habido sólo ganadores. Por que estos “ganadores”, quieran o no, están cercados en todos los niveles: internacional, nacional, regional, provincial. Sólo si todos esos niveles, artilugios de las lecturas políticas están en un mismo espacio ganamos nosotros, los bolivianos. Al final, ese debe ser nuestro único nivel: Bolivia.

(Continuará…)

 
posted by La Vero Vero at 5:45 p. m. | 5 comments
domingo, 10 de agosto de 2008

 
posted by La Vero Vero at 3:00 a. m. | 13 comments
miércoles, 6 de agosto de 2008



"Pero te quiero país de barro

y otros te quieren.

Y algo saldrá de ese sentir"


La Patria - Julio Cortazár









Hace 183 años Manuela Sáenz y Simón Bolívar nos soñaron

e hicieron nuestra Bolivia en nombre de su amor.
Somos el sueño de alguien

y mientras no dejen de soñarnos, existiremos.

El recuerdo de Bolívar sueña, siempre,
con la libertad es decir, nos sueña.



Somos un país posible.
Estoy segura. Totalmente segura.


 
posted by La Vero Vero at 9:58 p. m. | 23 comments
martes, 5 de agosto de 2008

Es un hecho: no voy a votar el domingo. Lastimosamente la incertidumbre sobre su realización y el hecho de que Bachelet a diferencia de Cristina no nos haya dado una manita, para ejercer nuestro derecho ciudadano, a los que asistimos a entidades públicas, me ha dejado boleto en mano. No puedo negar que sigo renegando, pero la imposibilidad se hizo mayor cuando, dado a que la Universidad estuvo tomada casi tres semanas por la bendita LGE (Ley General de Educación Chilena), me extendieron las clases hasta mediados de agosto, para empezar el semestre 2/2008 el día siguiente y ahí ni los permisos de Bachelet me libran de la presión de finales.

¿Por qué cuento todo esto?

Por que dado que tuve que ocupar el pasaje (y no me da hasta diciembre, cuando vuelvo definitivamente):


Yo si voy a Bloguivianos 2008.





(Fanfarrias, cuetillo, vino). Espero poner especial énfasis en dos mesas que, desde ya, se roban mi atención en la vida cotidiana. La mesa de “el blog como instrumento comunicacional” y “migrantes y blogs” el primero creo que queda clarísimo, pues el blog es, por primacía una forma de comunicación, el debate se puede generar desde infinidad de vertientes.

La que me (pre)ocupa es la mesa de migración y blogs, me preocupa en tanto sólo adquiriendo la calidad de emigrante he podido entender las vicisitudes de nuestros compatriotas en el extranjero a través de todo el mundo y la situación es muy complicada. Para el ciudadano boliviano el emigrante no es más que un fantasma, un fantasma que carga muchos prejuicios en las espaldas, un fantasma desterrado de su propio lugar de origen, un fantasma a veces odiado, a veces olvidado.

El fenómeno, lastimosamente, no escapa de los blogs ni de esta pequeña polis virtual que hemos conformado con nuestra cyberexistencia. Lo grave es que han pasado/pasan cosas de forma inmanente, en el tema, que estamos imposibilitados de detectar con precisión, precisamente, por que no podemos deshacernos de los modelos mentales sobre los cuales estructuramos a nuestros compatriotas, comportamos esos modelos en la realidad y, definitivamente, comportamos esos modelos en la virtualidad.

Así, frente a esa fantasmagórica evidencia, no hemos podido dilucidar, como comunidad, con precisión, que muchos de los que estamos fuera nos sentimos más bolivianos desde que tenemos un blog. Nos leen, los leemos, nos quieren o no, los queremos o no, nos identificamos con un grupo, nos reconocemos con nuestros conciudadanos, nos ubicamos en los países donde estamos, nos informamos, les informamos. En suma somos, quizás, quienes más exprimimos este medio de comunicación, quienes más dependemos de él y a quienes menos se visibiliza dentro de esta “comunidad”.

Yo voy a volver pronto, muy pronto, pero sé que hay miles que están fuera y que son blogueros y que éste tema les incumbe. ¿Podrá incumbirnos a todos? Ahí el reto.

Ojalá podamos echar sábanas sobre esos fantasmas así sea sólo en la virtualidad, sería, ya, un gran paso.

¿Vos, vas a ir? ¿Vas a animarte a poner sábanas sobre los fantasmas?

Allá nos vemos entonces.






 
posted by La Vero Vero at 5:44 a. m. | 8 comments